Historia

EMPRESA

Nuestra historia

La movilidad sostenible
habla italiano desde 1919

Ettore Menarini nació en 1879 y es el sexto de siete hijos; trabajó durante muchos años en varios talleres de carrocería boloñeses, incluido el de Marco Fiorini, que en ese momento estaba entre los más populares de Italia y construía principalmente carruajes para caballos. En 1914 decidió establecerse por su cuenta y abrir un pequeño taller de carrocería con otros socios pero, al estallar la Primera Guerra Mundial, fue llamado a filas y destinado a la 3.ª división de automovilistas. A su regreso a Bolonia volvió al trabajo y con valentía, en una Italia victoriosa pero lastrada por los esfuerzos bélicos, fundó su empresa, a la que quiso llamar Ditta Menarini y Cía., aunque fuera el único propietario.

Era 1919, la empresa tenía su sede en un granero reformado, en via del Chiù, y se dedicaba fundamentalmente a reparar carrocerías. Pronto, por pedidos de FIAT, también comenzó la producción; sin embargo, durante gran parte de la década de 1920 la principal actividad de Menarini fue la construcción de «carruajes de turismo» tirados por caballos: un trabajo artesanal que requería tiempo, precisión y una estrecha relación con el cliente, ya que para construir un carruaje se necesitaban entre cuatro y seis meses.

1919

Menarini ha marcado la evolución tecnológica del autobús

La actividad de Menarini ha marcado la evolución tecnológica del autobús italiano y europeo: desde 1919 hasta la actualidad los más de treinta mil autobuses que han salido de la fábrica en vía San Donato han contribuido a construir y escribir la historia del transporte público por carretera.

1925

Se duplica la producción mecanizada nacional

Desde 1925, la producción mecanizada nacional se ha duplicado: se producen aproximadamente 50 000 vehículos, de los cuales uno de cada diez se destina al transporte colectivo, sector en el que se centra Ettore. Gracias al aumento de la actividad, decide trasladar el negocio a la nueva sede en viale Berti Pichat 10, donde, en colaboración con FIAT, comienza la producción de carrocerías para transporte colectivo y uso industrial: vagones-taller, ambulancias, furgonetas especiales, autobuses. Al comienzo de la Segunda Guerra Mundial, la empresa empleaba a unas 150 personas.

1944 – 1945

La fábrica fue alcanzada por los bombardeos

Entre 1944 y 1945, la fábrica fue bombardeada y posteriormente la planta fue requisada por los aliados. Todos los archivos fotográficos y documentales fueron destruidos. No fue hasta el otoño de 1946 cuando Ettore tuvo la oportunidad de hacerse cargo de su propia empresa: no se desanimó y, apoyado por sus hijos, reconstruyó, reorganizó los departamentos y reabrió el negocio, que se centró exclusivamente en la producción de autobuses, con 230 trabajadores y una capacidad de producción de ocho vehículos al mes. Ettore murió en 1952. Mientras tanto, ya había comenzado una fase de gran desarrollo, con su hijo Dante como director general, Giorgio como director técnico y Eugenio como director administrativo.

En la segunda mitad de la década de 1950, el taller se traslada a las afueras, a su ubicación actual en via San Donato. La planta se construyó para cumplir con los requisitos de producción modernos, incluidos los de los autobuses de carga. Entre los productos de estos años recordamos la carrocería Essediemme, presentada en el Salón del Automóvil de 1961. SDM como «Sintesi Del Meglio»; lo mejor que Ettore Menarini siempre había perseguido con una obstinada determinación. Se convirtió en una piedra angular de las técnicas de construcción: nada de cortes transparentes en el techo ni de cristales descendentes en las paredes; puertas con control remoto para turismos, techos planos y grandes superficies de vidrio. Durante esos años, todos los competidores tuvieron que adaptarse a los estándares de los Menarini.

1970

Nace la gama Monocar 201

Desde la década de 1970, se construyó y puso en producción la exitosa gama Monocar 201 para servicios regulares urbanos, suburbanos e interurbanos, uno de los autobuses emblemáticos de la década de 1980. También se desarrolla la nueva carrocería SL para autobuses de alquiler.

Los frenos de disco hicieron su aparición a principios de los años 80, así como las suspensiones independientes para los viajes interurbanos e incluso un refinado puente con diseño DE DION en los modelos de gran turismo Monocar 101 y 102 SBH, verdaderos hitos en el desarrollo del diseño del «gran turismo» moderno. Asimismo, se llevaron a cabo los primeros estudios sobre plataformas con sistema de descenso en las unidades urbanas.

1980

Planta en via San Donato

En la década de los 80, la planta de via San Donato ocupaba 150  00 metros cuadrados, de los cuales 60 000 estaban cubiertos. Había 850 empleados y la capacidad de producción era de 1000 unidades al año, con 16 modelos básicos y numerosas variantes.

Las dificultades económicas y el riesgo de quedarse atrás en las técnicas de producción convencieron a Giorgio y Eugenio durante los 80 para vender algunos paquetes de acciones a Breda Costruzioni Railroad, cuya contribución serviría para modernizar la empresa. Sin embargo, a principios de los noventa, los desacuerdos con la nueva dirección llevaron a la salida total de la familia Menarini de la empresa. En ese momento nació la marca BredaMenarinibus y, desde entonces, el caballito rojo es el emblema de los autobuses de la empresa boloñesa.

1994

M 221, M 321 y M 230

Se alternan modelos muy exitosos, especialmente en el segmento urbano, como la gama de los primeros M 221, M 321 y M 230 rebajados. Este último modelo, lanzado en 1994, representa el primer perfil ultrabajo en Italia de tamaño medio-corto. 1997 vio el nacimiento de una gama completamente nueva de modelos ultrarrebajados: se trata de los modelos M 240, M 231 y M 340, que representan la transición a una generación de vehículos caracterizados por una alta tecnificación (motores, chasis, electrónica, etc.) y por unas soluciones de diseño orientadas a lograr una gran fiabilidad y una reducción en los costes de gestión. Anticipándose a las tendencias de la demanda hacia vehículos con unas emisiones cada vez más bajas, se lanzan los autobuses a gas natural (EXOBUS), minibuses eléctricos (ZEUS) y autobuses híbridos de 10,80 y 12,00 m (ALTERECO).

2001

Finmeccanica

En 2001, la empresa pasa a formar parte del grupo Finmeccanica, el principal holding de fabricación italiano; se trata de un paso indispensable para garantizar las inversiones en investigación y desarrollo útiles para ser competitivos a escala global y desarrollar productos que cumplan con las regulaciones europeas.

2005

Nuevas gamas de vehículos con motores diésel EURO 4

En 2005 se inició la comercialización de las nuevas gamas de vehículos con motor diésel EURO 4 y vehículos a GNC (gas natural comprimido) denominados Avancity (10,8 m, 12 m y 18 m) y Vivacity (8 m y 9 m).
Estos vehículos se caracterizan por un cautivador aspecto estético, por su tren delantero con ruedas independiente que ha mejorado aún más la maniobrabilidad, el agarre en carretera y el confort, y por la construcción de pasos de rueda integrados en la estructura que permitieron una ampliación de los pasillos internos mejorando la comodidad en el interior.

2013

Nuevas gamas Euro 6

En noviembre de 2013 se presentó la nueva gama Euro 6. Mientras que para el segmento corto se decidió mantener la línea Vivacity de 8 y 9 m, para los vehículos de 10, 12 y 18 m Bredamenarinibus aprovechó la oportunidad para desarrollar una nueva plataforma: de esa forma, nació la nueva gama modular Citymood, tanto diésel como para motores de gas.

En enero de 2015, Finmeccanica vende la unidad de negocio BredaMenarinibus a la nueva empresa Industria Italiana Autobus, una sociedad totalmente italiana, participada en un 20 % por la propia Finmeccanica y en un 80 % por un grupo privado italiano.

En honor a la gloriosa historia de la empresa boloñesa, Industria Italiana Autobus decide volver al pasado: la marca vuelve a llamarse Menarinibus, y en el logotipo, el caballito Breda da paso al emblema de Menarini utilizado en los años cincuenta y sesenta, los años de crecimiento y desarrollo: un emblema redondo en colores azul y plateado de líneas sencillas, al estilo de aquellos años, con una «M» inclinada con una franja central.

2018

La estructura de la empresa vuelve a ser de mayoría pública

A partir de diciembre de 2018, la estructura de la empresa vuelve a ser mayoritariamente pública, y se ha reforzado la estructura corporativa con la sustitución del director general y con la inclusión del director financiero y del director industrial. Se ha fortalecido aún más el departamento comercial y el departamento posventa, se ha reactivado la participación en licitaciones emitidas en función del tipo de autobús producido y, además, se han desarrollado estrategias de licitación teniendo en cuenta los nuevos modelos de desarrollo y de producción.

83040 Flumeri (AV)Via Fondo Valle Ufita
40127 Bologna (BO)Via San Donato, 190